La mujer en la música urbana

Escrito por el marzo 9, 2020

En el “perreo” y “los party de marquesina” la mujer no era más que un objeto sexual. El juguete que inspiraba a sus exponentes a escribir sus odas sexuales. Pero, cuando ellas decidieron que ya no era suficiente bailar a su ritmo y ser parte de la utilería en sus vídeos musicales, tomaron el micrófono para crear un nuevo estilo, uno salpicado con sabor de mujer.

La participación de la mujer en la música urbana no es precisamente una historia de redención. Muchas que intentaron penetrar en este negocio no pudieron romper las barreras machistas que todavía hoy imperan en la industria de la música. Para tener éxito ellas deben ser sexis, cantarle sobre los mismos temas y todavía regirse bajo sus reglas, pero el camino parece ahora mucho más allanado para las nuevas generaciones.

Para La Materialista se trata de un momento especial. “El trabajo que están haciendo las artistas fuera del país ha dado paso a que la música urbana para las mujeres a nivel local tenga su valor y su espacio. Gracias a eso gozamos de precios más altos, de tener más oportunidad en diferentes escenarios. Entiendo que cada una de las mujeres dentro de su posición han hecho grandes aportes al género femenino”.

Lo mismo considera La Insuperable. “Las mujeres al poder. Estamos dejando ver que las mujeres si podemos y que estamos en nuestro momento. Las nuevas exponentes pueden que lo tengan más fácil porque ya tienen un camino abierto, pero sí deben tener cuidado con el trabajo que van a llevar, porque debería ser algo nuevo y atractivo para que se distinga de lo que ya están en el mercado”.

Para Big Trueno, destacado productor del género, a la mujer no la tiene fácil a la hora de trabajar en esta industria. “Creo que la mujer está logrando tener más respeto. Pero, todavía le falta un poco más, aunque ya tenga un buen terreno ganado. El género urbano siempre ha sido un poco machista y desde mi punto de vista se les ha hecho más difícil porque siempre se le presentan las propuestas indecentes y el acoso”.

Sus letras

Frases lascivas y de alto contenido explícito no están fuera de los temas que hoy popularizan las artistas femeninas del genero urbano. Sin embargo, afirman que hablan de una nueva revolución liderada por mujeres que presenta un mensaje sin tabúes. Ellas dicen que cantan para reivindican el poder femenino, juegan con sus propias reglas y buscan imponerla a la industria. Hoy se ve un poco de todo, como en todos los géneros y, aunque para muchos no hay un cambio en el enfoque de lo que cantan las mujeres sobre la mujer, con relación a los exponentes masculinos, hay temas que marcan la diferencia y que se están colando en el gusto popular.

“Yo me he encargado de darle voz a las mujeres. Todas mis letras van dirigidas a la mujer. Tengo letras que van dirigidas a darle más poder a la mujer, así como vez letras que utilizan a la mujer como objeto sexual, en cambio en mis canciones son los hombres el objeto. También le doy voz para que protesten por las injusticia en temas como “Tengo derecho”, “Que me den banda”, y así hay más”, afirma La Insuperable, una de las exponentes que cuenta con un gran respaldo del público local.

Uno de los primeros ejemplos en ese sentido fue el tema “Yo quiero bailar” de Ivy Queen. Un su estribillo advierte a los hombres que una noche de “perreo” no significa que la llevaran a la cama:

Yo quiero bailar, tú quieres sudar

y pegarte a mí, el cuerpo rozar

y yo te digo si tú me puedes provocar

eso no quiere decir que pa’ la cama voy.

“Mi contenido es uno con el que las mujeres pueden identificarse. Cuando iba a las discotecas, veía que a todas las “pretty girls” los hombres las agarraban y querían llevárselas a bailar pero era un contacto como muy agresivo, no había una elegancia. Y todas las mujeres como que “Ugh, este tipo”. De ahí nació Yo quiero bailar”, dijo Ivy Queen en el documental “Hasta Abajo: Feminism, Sexuality and Reggaeton”.

Inversión

Una carrera en la música urbana es costosa, pero en especial para la mujer que debe invertir mucho más en su imagen.

“Independientemente de invertir en la música, también debe hacerlo en su imagen. No puede elegir entre la imagen o música, es un paquete completo. Y esa es una forma de respetar al público”, nos cuenta La Materialista.

La mujer dentro del género a pasado hacer un producto rentable, pero este es un fenómeno que sólo tiene varios años. Así lo cree el productor musical Big Trueno, quien destaca que los costos son mayores para un proyecto femenino y que demanda un equipo y una estrategia diferente a la masculina.

Unión

Aunque en el pasado el genero se caracterizaba por las rivalidades, en la actualidad son las colaboraciones el formato más exitoso. Éxitos como “Sin Pijama”, con Becky G y Natti Natasha, o el más reciente “Tusa” en el que Karol G junto a la rapera Nicki Minaj, son un gran ejemplo. Sin embargo, a nivel local es mucho más difícil ver esas colaboraciones, aunque existe algunos ejemplos exitosos.

Referentes latinas como Ivy Queen, Glory y el dúo La Factoría trabajaron arduamente para ganar terreno en un género que no las valoraba. Hoy la mujer en la música urbana es más que un adorno. Los que hoy conocemos como música urbana no es más que la agrupación de varios géneros musicales, entre ellos el reguetón, trap, rap y el hip hop, dembow, reguee y dancehall. Todos logran fusionarse con bastante facilidad gracias a que rítmicamente se han influenciado mutuamente, pero en especial porque suelen cantarle a lo mismo: la vida callejera, amor, sexo, dinero, alcohol, drogas y el deseo desenfrenado de fiesta. Es un espejo social en el que muchos no quieren mirarse, pero que se ha convertido en el sonido de toda una generación.

La mujer en la música urbana
Habla La Insuperable

Como mujer dentro de la música urbana ¿Cuáles han sido algunas de las dificultades que has tenido que enfrentar para dar a conocer tú música? En mi caso no ha sido difícil porque entre de la mano de mi esposo que es uno de los pilares del género urbano. Y también he tenido siempre buena relación con los demás exponentes masculinos dentro del género”.

Cuando se hablan de las letras de la música urbana se critica el constante uso de la mujer como objeto sexual. ¿Qué sea una mujer que use el contenido sexual dentro de sus letras es liberación femenina?

—Cuando se hablan de las letras de la música urbana se critica el constante uso de la mujer como objeto sexual. ¿Siente tú que con tus letras cambias esta realidad? Yo me he encargado de darle voz a las mujeres. Todas mis letras van dirigidas a la mujer. Tengo letras que van dirigidas a darle más poder a la mujer, así como vez letras que utilizan a la mujer como objeto sexual y en mis letras lo son los hombres. También le doy voz para que protesten por las injusticia en temas como “Tengo derecho”, “Que me den banda”, y así hay más.

—¿Qué piensas deben hacer las mujeres para seguir ganando un espacio en la industria? Yo creo que la mujeres lo que tenemos que hacer es seguir trabajando y llevar buena música con mensajes con coherencia y enfocarnos. Se está notando bastante el trabajo de las mujeres en esta época.

—¿Apoyan las mujer a la mujer en cuanto a preferencia con los artistas? El público en general es más difícil de conseguir. Nosotras las mujeres no nos abrimos tanto y es verdad que las mujeres le dan más apoyo a una canción de un artista masculino. Pero cuando tú le llevas una canción que en verdad les impactan a ellas, lo aceptan igual o mejor.

Unión femenina

“Las colaboraciones son importantes. Yo en este año voy a estrenar un dúo que tengo con Ivy Queen, tengo un dúo marta Heredia y tengo una canción con Miriam Cruz además de que tengo otros duetos en proyectos en carpeta para este año. Hay muchas que lo están haciendo bien. Hay otras que a mi entender están haciendo cosas sin sentido, pero hay gusto para todos. Creo que lo que hay es que seguir trabajando y enfocarse en lo que uno quiere. Me siento muy feliz de que mi trabajo esté dando frutos y que tengo el respeto de mis compañeros tanto masculinos como femenino. Siento que mi trabajo habla por mí.

Ellas triunfan por el mundo

En contexto

Los que hoy conocemos como música urbana no es más que la agrupación de varios géneros musicales, entre ellos el reguetón, trap, rap y el hip hop, dembow, reguee y dancehall. Todos logran fusionarse con bastante facilidad gracias a que rítmicamente se han influenciado mutuamente, pero en especial porque suelen cantarle a lo mismo: la vida callejera, amor, sexo, dinero, alcohol, drogas y el deseo desenfrenado de fiesta. Es un espejo social en el que muchos no quieren mirarse, pero que se ha convertido en el sonido de toda una generación.

La mujer en la música urbana
Habla La Materialista

—¿Ha sido difícil entrar a la música urbana? Aunque suene cliché es así. No es un secreto que dentro de la industria musical, es más complicado para las mujeres. En todo lo que tiene que ver con el arte nosotras las mujeres la llevamos más difícil, pero no es imposible. AL final la perseverancia, el trabajo arduo y la disciplina, hacen que uno vaya logrando sus metas. Y tenemos muchas mujeres en el arte que son grandiosas, y soy de las que no se rinden. Pienso que simplemente cuando algo no se me da algo tan sencillo como a un hombre, sin sentirme débil o menospreciada, simplemente el sacrificio que tenga que hacer o el trabajo, simplemente lo duplico. Creo que los años han demostrado que soy una mujer muy perseverante. Por eso al final de día pocos son las que se mantienen.

—¿Sientes que la mujer ha dejado de ser un adorno a nivel de imagen y ya es vista como un igual dentro del género urbano? Sí, claro que hay respeto. Hay afecto hacia el trabajo que hacemos. Ha costado lograr eso, al principio la que trabajaban en este género la llevamos más difícil. Tuvimos que demostrar que no lo hacíamos porque creíamos que éramos bonitas, sino porque era algo que amamos y que tenemos el talento.

Cada vez vemos más duetos en la música urbana de artistas femeninas internacionales. ¿Crees que en el país se pueda seguir esta linea? Sería bueno. Es un ganar, ganar. Hace dos años invité a Milka a un remix de una canción mía y fue un éxito. Nosotras fuimos rivales musicales, pero siempre nos respetamos. Hoy en día luego de realizar esa canción tenemos una relación muy bonita y de admiración mutua. A la gente le encantó, pero para que eso se siga dando tiene que ser cuando tú valoras el trabajo de la otra, lo respeta y lo admiras. Que los egos queden un poco al lado y se piense más en el producto final y el público.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist